Disfrute aún más del legado cultural con una estancia en la hospedería De Rosmolen

La hospedería De Rosmolen es un lugar idílico y tranquilo que ofrece intimidad y hospitalidad, en un enclave único presidido por un molino de viento y una tahona (molino a caballo), ambos en funcionamiento. La casa tiene una decoración moderna en su interior, y desde la terraza podrá disfrutar de las vistas a los prados y los campos vecinos.

 

La hospedería está situada encima del establo y tiene capacidad para cuatro personas.  

 

Durante su estancia dispondrá de un espacioso salón con televisión de pantalla plana, reproductor de DVD y conexión a internet, una práctica cocina pequeña, área comedor, cuarto de baño y dos dormitorios, uno abierto y otro separado, ambos con cama doble. Además hay disponibles una cuna y una sillita de bebé. En el establo hay también frigorífico, congelador, lavadora y bicicletas a su servicio.

 

De Rosmolen es un lugar ideal para los amantes de la naturaleza, la paz y el legado cultural. Familias, hombres de negocios, ciclistas, todo el mundo es bienvenido. Para aquellos que viajan con caballo, ofrecemos la posibilidad de utilizar el establo.

 

 

Todos los huéspedes están invitados a un tour guiado de los dos molinos. Cada fin de semana en el molino de viento se muele espelta de manera tradicional, utilizando piedras naturales movidas por el viento.

Los amantes de la jardinería disfrutarán también del precioso jardín de flores de la anfitriona.

Español